LA MEMORIA DE LAS CIUDADES

Los cascos viejos delas ciudades son la memoria viva de lo que fueron las generaciones anteriores, gracias a las cuales estamos aquí. A veces a medio derruir y otras compartienco espacio con las nuevas edificaciones  en extraña amalgama, las zonas más antiguas de las ciudades guardan un especial encanto. Imposible resistirse a los susurros de los lugares que dejan a la vista la vida que hubo en ellos,  vida de personas que no conocemos, la vista del interior de viviendas  medio derruidas me causa un extraño pudor, como si estuviese violando la intimidad de quienes vivieros, amaron, lloraron y guardaron sus secretos  detás de las ahora inexistentes paredes.

Al fin, la parte antigua de pueblos y ciudades es fuente de inspiración para quienes nos gusta plasmar un retazo de nuestro entorno, ya sea mediante la pintura, la fotografía o compartiendo una pequeña reflexión.

Las fotos de esta entrada están hechas un día de verano cualquiera en una ciudad cualquiera, en lo que fue y lo que aun queda. Y como me sentí en la obligación de respetar el entorno, no tanto por bonito sino por vivido por alquien, el outfit es con un vestido en tonos marrones y estampado animal. Por cierto, vuelve de nuevo el print animal si es que alguna vez nos abandonó.

Besos. Felices vacaciones para quienes las estéis disfrutando. Felices terracitas para los que aun trabajamos. Felices playas, felices pueblos, felices campo y montaña, cines al aire libre, piscinas y rebajas.

1354662

1 comentario en “LA MEMORIA DE LAS CIUDADES”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s